En plena 14, los kioscos venden la botellita de medio litro de agua a $ 20, o sea, $ 40 el litro de agua.

Estos abusos siguen libremente, ante la falta de control del Estado en los precios, y la falta de interés en protejer la economía de la comunidad.

Si se toma en cuenta el proceso que lleva por ejemplo elaborar vino, se observa que un litro de ese producto cuesta $ 36 (vino ‘Termidor’) o que un litro de cerveza ‘Quilmes’ o ‘Brahma’ oscila en los 32 pesos, no tiene mucho sentido que una botellita plástica con medio litro de agua cueste $ 20, pero es parte del todo del abuso al que nos someten al común de los argentinos, cobrándonos lo que quieren donde quieren…

No hay comentarios