Una vez mas, el paso de la fuerte tormenta del martes último, desnudó la frágil y endeble construcción del edificio del Ayuntamiento, inaugurado con bombos y fanfarrias hace apenas 2 años, y que literalmente ‘hace agua’…

Se llueve por todos lados, se inundó tal cual una de las oficinas de la planta baja; varios bloques quedaron con sus pisos inundados (están en el primer piso); en el del presidente del Pejota, no solo chorrreaba agua sino que el cablerío echaba humo, debieron cerrarlo; el techo del primer piso (lado de adentro) tiene cada vez mas agujeros y goteras; cables a la vista por todos lados, y no nos alcanzarían los renglones para describir lo que ya no se puede ocultar mas…

No hay comentarios