Los observadores que seguían de cerca el escrutinio de las PASO, hicieron saber que uno de los problemas que mas se vieron, fue que no había gente avezada en las mesas, no estaban debidamente preparados para fiscalizar las elecciones. Muchos coinciden en que se mandaron empleados de cooperativas sin preparación, ya que mas allá de las picardías del Gobierno realmente en muchos casos se detectó la inoperancia de quienes tenían a su cargo el manejo del escrutinio, actas, telegramas etc lo que complicó a propios y ajenos a la hora de la apertura de las urnas.

No hay comentarios