Un informe del portal Infobae, mostró un paper que el presidente exigió sobre el modo de computar el escrutinio que favoreció inicialmente a Esteban Bullrich en detrimento de Cristina hasta altas horas de la noche demorando el ingreso de los votos del conurbano.

El informe que recibió Macri, muestra similitudes con lo ocurrido en la primera vuelta y en el ballotage del 2015, especialmente en el último, donde él «ganaba por el 70%» y finalmente a la madrugada ganó por el 51 contra el 48%.
El domingo 13 ocurrió lo contrario, ya que Bullrich llegó a ganar por más del 6% y en la madrugada la ex presidente fue descontando hasta perder por el 0,08%, cuando se interrumpió el escrutinio provisorio en 95,63% y donde es mucho más probable que en el definitivo CFK gane por entre 40 y 90.000 votos.

La explicación es muy simple: Federico Salvai, el jefe de Gabinete provincial, tenía un recuento de mesas testigo que le daba a Cambiemos una ventaja de 3 puntos sobre Unidad Ciudadana y de ahí la manipulación involuntaria o quizás una picardía habitual en los procesos electorales.

No hay comentarios