Ya pasó mucho tiempo desde la agresión verbal y psicológica que el médico Rodrigo Castañeda hizo contra la entonces directora asociada Gabriela Altobelli. Castañeda, director del hospital ‘Evita Pueblohostigó, amenazó, insultó, gritó y ejerció todas las formas posibles de ataque contra una respetada profesional, seguramente buscando el desequilibrio emocional de la médica y lograr así, que se aleje del nosocomio.
Altobelli radicó la correspondiente denuncia penal, con testigos inclusive, a la vez que la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires incorporó el asunto como expediente parlamentario para su tratamiento. Pero las autoridades provinciales protegieron, encubrieron las actividades agresivas de este médico que, a su vez, tiene denuncias de todos los tipos de otros profesionales y empleados exactamente por lo mismo.
Inclusive hay reportes -trascendió- en la comisaría Segunda de Ranelagh por amedrentar a terceros con exhibición de arma de fuego. Un médico. Director del hospital emblema del distrito…
La gobernadora María Eugenia Vidal hace alardes de su «intolerancia hacia la violencia de género» pero en mas de un año que viene ocurriendo ésto, jamás ni ella ni nadie de su equipo siquiera llamó a la médica para solidarizarse.
Lamentable que la bandera que iza en sus palabrerías sobre la defensa ante este tipo de violencia, parece no encontrar un ‘mástil’ en el hospital donde ella misma refrendó la designación de este lamentable personaje que aún hoy sigue hostigando a Altobelli y a gran parte del personal.
Castañeda logró el alejamiento -apretadas mediante- del resto de los directores asociados, profesionales de los kilates del Dr. Sastre, Dra. Altobelli, Dr. Gorini, Jefes de la categoría del Dr. Garaycochea y otros, todos se alejaron del histórico hospital.
El ‘Clan Castañeda’ instaló a los suyos donde quiso. Nombró a su propia esposa con oficina privada y a otra de su grupo -hace apenas 1 año que llegó- también le dio mando en el nosocomio.
Lamentable que Vidal mire para otro lado con ésto…
LAS CONCEJALES NO SOLIDARIAS
Ellas lucen en las puertas de sus respectivos bloques, sendos carteles contra la ‘Violencia de Género’ e inclusive se sacan iluminadas fotos, todas juntas, reclamando el ‘Ni Una Menos’, pero ignoraron exprofeso la agresión hacia Altobelli.
Margarita Mateo, Ana Espíndola, Francisca Colman, Nieves Casella del bloque oficialista ‘FPV’; Vanina Passalacqua, Alicia Lorenzo del bloque ‘Cambiemos’, Ada Ibarra de ‘1País’. Ninguna -siquiera una- se solidarizaron con la médica agredida, vituperada, insultada.
«Ni una Menos» dicen, aunque prefirieron ignorar a esa ‘una’ que reclama a gritos justicia

1 Comentario

  1. Que se puede esperar de estos personajes. El hospital parece una cárcel. Para ingresar y egresar los tienen controlados por una tarjeta magnética. Eso no es seguridad. Eso es espionaje encubierto !!

Dejar respuesta

16 + 10 =