Berazategui Nacionales Provinciales Regionales

El ministerio de Salud es un caos absoluto

Recientemente, el sitio Realpolitik informó acerca de la angustiante situación en la que se encuentran las empresas proveedoras del ministerio de Salud en la provincia de Buenos Aires.
Con la mayoría de ellas sin cobrar desde enero, la abultada deuda del Estado provincial genera problemas de despidos y achicamiento de estructuras, a la vez que enciende la alarma puertas adentro del vetusto edificio de la calle 51.
En efecto, los mismos empleados del ministerio aseguran que la gestión de Andrés Scarsi y de su reemplazante en la práctica, Romina Rodríguez, ha sido tan desgraciada que ha provocado la virtual paralización de las actividades en la cartera.
«Crearon desconfianza. Nadie se atreve a firmar nada y los maltratos constantes de Rodríguez solo provocaron reacciones hostiles de los trabajadores, que terminan ralentizando todo a propósito» indican.
El enfrentamiento entre Rodríguez y los trabajadores no es nuevo.
Denunciada por maltrato laboral en numerosas ocasiones, once directores renunciaron a sus respectivos cargos luego de haber trabajado con ella.
Recientemente, delegados y empleados de distintos sectores del ministerio de Salud bonaerense denunciaron que la polémica subsecretaria de Administración y Gestión de los Recursos ha contratado a algo más de cincuenta personas de su estrecha confianza, ubicándolos en departamentos claves como el de Compras y Contrataciones, desplazando a trabajadores de amplia trayectoria de un día para el otro.
Entre ellos se encuentra Daniela Altobelli, una psicóloga que aparentemente cumple la función de terapeuta de grupo, pero de la que actualmente se sospecha sería una especie de espía de Rodríguez ante los directores.
«Los escucha y luego, en vez de guardar el secreto profesional, le cuenta todo a la subsecretaria. Además, se pasea por los pasillos dando órdenes e indicando a quiénes no se les puede hablar más por estar en la lista negra de Rodríguez», comenta un empleado que pidió proteger su identidad.
En este sentido, la última recepcionista de la secretaría privada, Karina López, renunció a su trabajo como consecuencia de los maltratos de la psicóloga Altobelli.
Eso no es todo. Una nueva denuncia agrega información al caos reinante. Francisco Klausner, asesor de Rodríguez y amigo personal de la polémica secretaria, estaría cobrando 20 mil pesos mensuales en concepto de horas cátedra, que responderían a capacitaciones que nunca habría dado.
http://www.REALPOLITIK.com.ar

Anuncios

0 comments on “El ministerio de Salud es un caos absoluto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: