Berazategui El Tribuno Municipales Nacionales Provinciales Regionales

E.C.A.S. ¿EL ‘MALTRATO OFICIAL’ DE ANIMALES ENCERRADOS?

La Estación de Cría de Animales Silvestres (ECAS) fue inaugurada en 1971 y en el 2008 la Unesco la declaró Reserva de la Biosfera junto al Parque Pereyra Iraola.
En ECAS habitan loros habladores, yacarés, tucanes, monos carayá, coatíes, carpinchos, burros, zorros de monte, e infinidad de ciervos, guazunchos (o corzuelas) y tortugas de agua.
Inicialmente, se trató de un centro de cría y exhibición de especies autóctonas de la fauna silvestre en semi libertad o en recintos «ambientados».
En muchos casos, se aclara con carteles exhibidos, que se trata de animales provenientes del ‘mascotismo’ y el tráfico ilegal de fauna, siendo -supuestamente- uno de los fines del lugar, la rehabilitación de ejemplares y la educación ambiental.
Muchos animales están libres en las más de 200 hectáreas cubiertas de bosques y pastizales dentro del Parque Pereyra Iraola que, no obstante tratarse del partido de Berazategui, controla el ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia; los visitantes transitan en vehículo a no más de 10 km. por hora, por un camino de tierra por donde se pasean bisontes, ciervos, gansos, vicuñas y carpinchos, entre otros especímenes.
Además hay áreas donde estacionar los vehículos y espacios verdes bien cuidados con mesas y bancos ideales para un picnic, sanitarios y juegos de madera para treparse y divertirse.
Más atrás está el circuito peatonal, con una zona de jaulas donde se pueden ver distintos tipos de aves, como águilas moras y tucanes, además de monos, coatíes, y un puma (que no se ve), entre otros.
Lo que corresponde al circuito vehicular, es muy agradable especialmente para los chicos, que pueden darle alimentos (que se venden en el lugar) y sacar infinidad de fotos a los animales que son muy dóciles con los humanos. Excelente salida para con la familia.
LA OTRA CARA
Pero hay otra cara de la realidad en el ECAS, donde los animales en cautiverio (por mas que lo disfracen de ‘exhibición…) no pueden ocultar el hambre, el descuido y la falta de un hábitat acorde a cada especie, incluyendo la gran tristeza que transmiten especialmente los monos carayá y algún saimirí.
Una de las peculiaridades es observar un casal de carayás -o aulladores- con una cría, en un jaulón que es casi un ‘rancho’ con tachos de agua sucia y casi nada de comida; un yacaré overo de aprox. 1,50 de largo, habitando literalmente en un ‘charco’ de no mas de 3 metros por uno, donde apenas puede sumergir su cuerpo en las estancadas aguas del ‘fuentón’…
Loros habladores que perfectamente podrían estar sueltos y hasta en el extenso parque Pereyra, son amontonados en un jaulón para atrapar la visita de chicos; urracas casi hacinadas en otro jaulón, dos tucanes que deberían haber sido enviados a Misiones, padecen la escacez de agua y alimentos en la ‘Estación de Cría…’; un pobre y estresado coatí camina constantemente en círculos evidenciando el terrible estrés que vive, y que también podría haber sido devuelto a su hábitat natural, junto a algún río.
Así, muchas mas exhibiciones de animales abandonados, algunos con pasto (si, pasto…) en sus comederos y agua sucia y caliente, ya que los ‘bebederos’ están al sol, como para que ningún animal pueda tomar el líquido vital para vivir.
EL ÁGUILA SALTARINA…
Uno de los momentos mas tristes de la visita, es cuando uno se para frente a un jaulón de no mas de 6 metros de largo por unos 3 de alto.
Allí habita un águila mora, un ave de rapiña que puede medir entre 70 y 90 cm de alto y con una evergadura de alas que puede alcanzar los 2 metros.
El águila mora habita en montañas o sierras, donde permanece al acecho de la presa, que consiste en liebres, aves, serpientes y carroña. Anida en árboles altos o en rocosidades.
En el ECAS hay un especímen de esta gran ave, pero encerrada en un jaulón que ni siquiera le permite volar distancias cortas para mantener su condición de ave.
Es muy triste ver como este águila va saltando de rama en rama por no poder volar -por falta de espacio- y es inentendible porqué, en vez de exhibirla en ese verdadero zoológico encubierto, no la sueltan -por ejemplo- en las cadenas de sierras de Tandil, Sierra de la Ventana, Balcarce etc…
MALTRATO ANIMAL
La ley de Maltrato Animal vigente, 14.346, señala lo siguiente: «art. 1º – Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales. art. 2º – Serán considerados actos de maltrato: 1°) No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos».
Sin dudas, algún funcionario provincial debe haber interpretado de ‘interesante’ tener este minizoológico ‘oficial’ en Pereyra, especialmente luego del cierre del zoo platense.
Pero por tratarse del ministerio de Asuntos Agrarios (que entiende en el tema) debería quedar en claro que cuando se rescatan animales en cautiverio, no debe ser para volver a tenerlos en cautiverio, aunque se trate de algo ‘oficial’, sino -como se hace en todo el mundo- deben reinsertarse en hábitats naturales.
Esperemos que los representantes del Pueblo -diputados y senadores- de la provincia de Buenos Aires, se pongan bien puestos sus pantalones y hagan cumplir las leyes que parecen aplicarse solamente a los carreros que le pegan a un caballo, como si lo que ocurre en este zoológico encubierto no importara a nadie, y los malos tratos ‘oficiales’ a la fauna allí prisionera, no esté encuadrada en ninguna ley vigente!

20190331_153924

Anuncios

0 comments on “E.C.A.S. ¿EL ‘MALTRATO OFICIAL’ DE ANIMALES ENCERRADOS?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: