Berazategui Municipales Nacionales Policiales Provinciales Regionales

LA AMPUTACIÓN DE UNA PIERNA SANA A UNA ABUELA, FINALMENTE PERMITIÓ EL ‘INGRESO DE LA JUSTICIA’ AL ‘SANATORIO DEL TERROR’ DE BERAZATEGUI

Irma Magdalena Leguizamón, una jubilada de 66 años afiliada al PAMI, sufrió una gangrena en su pierna derecha, por acción de la diabetes que la afecta. Ya le había practicado una amputación de parte de su pie por el mismo motivo, pero que al comprobarse que no había irrigación sanguínea en el miembro afectado, el médico cirujano vascular Rico Núñez derivó la cirugía al Dr Gonzalo Cardozo, MP 232.201 quien el lunes último y tras varias horas de intervención, amputó la pierna… ¡ izquierda!
Cuando Mayra, la hija de la abuela Irma, fue a ver como estaba la operación, al destapar a su madre encontró que le habían cortado la pierna sana y encima, seguía con su miembro gangrenado con riesgo para su propia vida.
Con la lógica dsesesperación, la hija de la jubilada encontró justo a Cardozo cuando se estaba retirando del sanatorio a quien le gritó «¡ le cortaste la pierna equivocada!» ante lo cual el profesional se mostró sorprendido por los gritos de la mujer.
Según la familia denunciante, cuando increparon al cirujano éste se mostró dubitativo diciendo que no sabía «que pierna amputó…» lo que hasta planteó la posibilidad de que, en realidad, la cirugía la pudo haber practicado otra persona bajo la ‘responsabilidad’ de Cardozo.
La hija de Leguizamón hizo la denuncia policial correspondiente ante la comisaría Primera de Berazategui a cargo del comisario Hugo Gutiérrez, tomando inmediata intervención la UFI 7 Descentralizada de la doctora Karina Santolín.
La misma autorizó el acompañamiento de la Policía a los familiares de la abuela para retirar la historia clínica, siendo increpados en el acto por Fernando Palladino, médico -y presunto dueño, también, del sanatorio en cuestión- quien posee jerarquía de ‘capitán’ en la fuerza bonaerense por ser forense policial.
Aún así, la Policía avanzó en el requerimiento ordenado por la fiscal y la familia pudo hacerse de la historia clínica de Leguizamón.
Horas después, la paciente fue tasladada en una ambulancia de alta complejidad del PAMI al sanatorio Ceni -ex San Ramón- de Quilmes, también propiedad del grupo dueño de las clínicas y sanatorios contratados por el PAMI de la zona.
El miércoles recién pudieron amputar el miembro enfermo de la abuela Inés quien ahora carece de ambos miembros inferiores. Los familiares de la víctima radicaron una denuncia penal por ‘Mala Praxis’ y derivados de la situación.
LO VINIMOS DENUNCIANDO
HACE TIEMPO
Este Semanario vino dando a conocer desde hace mucho tiempo, el terrible accionar del ‘Sanatorio Nuevo Berazategui’ sito en 14 y 141 del distrito, precisamente por las malas atenciones, abandonos de personas y secuencia harto preocupante de muertes que se suceden en forma interminable en dicho establecimiento.
El ‘sanatorio del terror’, como denominan a la clínica de ma-rras, es propiedad de un grupo de médicos que manejan la totalidad de las cápitas de PA-MI en la zona sur. El ‘pulpo’ que tienen bajo control, incluyen también la ‘Clínica Ranelagh’ de la localidad homónima; el ‘Sanatorio Bernal’ que funciona frente a la estación de trenes del mismo nombre; la clínica ‘San Ramón, rebautizada ‘CENI SA’ en la Av. A. Baranda de Quilmes; el ‘Sanatorio Urquiza’ ubicado sobre la Av. Urquiza de Quilmes, y la ‘Clínica Belgrano’ sita en Camino Gral. Belgrano de Quilmes Oeste, todas relacionadas al PAMI.
Pero aparte de ello, cabe señalar la ‘particularidad’ de que el médico Fernando Palladino, que atiende en varias de esas clínicas y en el hospital ‘Evita Pueblo’ de Berazategui, era hasta hace meses el Jefe de la Morgue de Quilmes, encargada de las ‘autopsias’ de los abuelos que por docenas fallecen mensualmente, y tiene jurisdicción en Quilmes, Berazategui y Fcio. Varela.
A su vez, el mismo médico -de quien se sospecha sería parte del grupo que maneja estas clínicas- aparece como dueño de la cochería ‘La Central’ de calle 139 entre 13 y 14 de Berazategui, donde muchos de los fallecidos en estas clínicas tuvieron el servicio fúnebre.
Se sabe asimismo que muchos de los pacientes que muestran estado crítico en otras clínicas del grupo, son trasladados al ‘Sanatorio Nuevo Berazategui’ donde fallecen.
Todo parece indicar que ello sería para permitir la contratación de la cochería del Dr. Palladino -que funciona a 200 mts del sanatorio y que les prometen descuentos, aseguran- todo lo cual debería ser investigado fehacientemente.
También se sabe que en el grupo de las clínicas trabajan muchos extranjeros -especialmente cubriendo turnos de noche- por no tener validados sus títulos conseguidos en sus países.
Los familiares de los internados, suelen manifestar que a la noche escasamente hay un enfermero o enfermera, para atender entre 20 y 30 pacientes.
Se sospecha que si se cotejan los libros de guardias de la clínica ‘Ranelagh’ y el sanatorio de la muerte, podría encontrarse que en ambos y mismos horarios, figurarían nombres de enfermeros y médicos que supuestamente estarían de turno, pero que serían cubiertos por profesionales extranjeros.
No sería raro que de la investigación que lleva adelante la policía por el incidente con la abuela Leguizamón, se descubra que la cirugía la pudo haber hecho otra persona, con la ‘firma’ del médico Cardozo…

Anuncios

0 comments on “LA AMPUTACIÓN DE UNA PIERNA SANA A UNA ABUELA, FINALMENTE PERMITIÓ EL ‘INGRESO DE LA JUSTICIA’ AL ‘SANATORIO DEL TERROR’ DE BERAZATEGUI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: