La tradicional familia Benedetto de Berazategui, que durante años explotó el negocio de farmacia en la céntrica esquina de 14 y 150, vendió el comercio de medicamentos.

Efectivamente, la firma ‘Azul’, gigante cadena de farmacias y perfumerías de la Capital Federal y distintos puntos del país, adquirió el fondo de comercio de la citada farmacia la cual, no obstante, hasta el día de hoy sigue luciendo el nombre de ‘Benedetto’ en su frente comercial.

Asimismo, consultados los nuevos dueños, aclararon que «no se echó a nadie, solo algunos empleados decidieron irse y lo hicieron dentro de los términos legales de liquidaciones por indemnizaciones».