Dicen los observadores que una de las primeras medidas que pretendería tomar el inminente presidente del Concejo, el veterinario Adolfo Roesler, sería desarmar la oficina de Ceremonial del Concejo, a cargo de la directora de Ceremonial deliberativo Silvia Isea, y que la intención mas que nada, apuntaría a desarmar el espacio donde confluyen los periodistas legislativos que diariamente concurren al HCD.
Como Roesler mantiene diferencias con gente -por ejemplo- de este Semanario, El Adolfo buscaría la forma de evitar que la Prensa tenga un lugar para reunirse, pero lo que el concejal debería saber, es que por sobre todas las cosas está Mussi, y que sería muy lamentable que este concejal busque perjudicar la actividad de periodistas que en algunos casos, hace añares que cubren las actividades del Concejo, aún antes de que al veterinario de marras se le subieran los humos de poder que tiene…Roesler