Berazategui Municipales Provinciales Regionales

MUSSI SE JUEGA EL RESTO POR BERAZATEGUI

Finalmente, ya estamos en 2019, año no solo electoral sino decisivo para el país, porque se plebiscitarán desde las urnas, dos proyectos de país. Uno, el que viene desde 2015, donde los ajustes descarnados y el ahogo financiero al Pueblo son inocultables, como las consecuencias que ello viene inflingiendo.
Y el otro, un desvastador sistema pseudo popular y pseudo peronista, que reinó en Argentina desde 2003 hasta 2015, dejando como herencia para sus sucesores, y para el Pueblo en general, una destrucción económico – social difícil de paliar sino con los ajustes y restricciones que hacen el mismo daño que el dejado por el anterior Gobierno…
Y en medio de ello, el desconcierto electoral que suele caracterizar a los argentinos a la hora de sufragar, ya que no es un secreto las ‘sorpresas’ que saltan de las urnas, cuando se las abre para contar las boletas.
Como dice un viejo dicho, lo que mas preocupa es que «El Pueblo Argentino sigue votando a Barrabás…» como señal de lo que muchos imputan a «error en el voto» de la gente, pero que -decididamente- nadie tiene derecho a cuestionar el voto del otro. El voto es personal y punto.
En medio de ello, aparece el recambio generacional que en algún momento -por ejemplo- benefició a Patricio Mussi como intendente, un jóven abogado tomando la posta de su padre, una verdadera leyenda del Peronismo Bonaerense, Juan José Mussi.
Mussi, con sus impecables 78 años, tiene una vasta trayectoria en la historia política municipal, provincial y nacional.
Fue intendente municipal, ministro de Salud provincial, viceministro del Interior de la Nación, diputado nacional constituyente, secretario de Estado nacional, diputado de la provincia de Buenos Aires y concejal. Pasó por todos los estamentos de la Democracia. Un histórico con todas las letras.
Pero la forma de votar de la gente, el cambio de época, el problema generacional y el haber pertenecido a sectores políticos hoy tan cuestionados, son solo algunos de los escollos que Juan José Mussi deberá afrontar este año.
Todos los ‘popes’ de los municipios de Buenos Aires, tienen bien presente que en 2017 se plebiscitó la gestión de Macri y rompiendo la ‘tradición’ de que las Legislativas son siempre en contra del Gobierno vigente, esta vez ‘Cambiemos’ sumó poder.
El peronismo, hecho añicos y su colectora ‘Unidad Ciudadana’ fueron derrotados, lo que terminó por arrinconar a todos aquellos que agitaban los estandartes de Cristina Kirchner y los que aún querían sacar algún jugo del escudo y la marchita…
ENTRE LA ESPADA Y LA PARED…
Hoy, el camino es mas escabroso aún. Por un lado, el Gobierno actual -tanto nacional como provincial- siguen desatando fuertes tormentas sobre los sectores mas susceptibles del Pueblo, como son los trabajadores, los jubilados, los jóvenes y los comerciantes.
Miles de cierres mensuales, apilan por cantidades preocupantes desocupados a los cuatro puntos cardinales del país. La pobreza es la actividad que mas ha crecido en Argentina en los últimos tres años, la devaluación hizo añicos los bolsillos de las familias, y la inflación arruinó la forma de vivir de la mayoría de los argentinos.
Por el otro lado, la historia parece haber puesto fin a quienes durante años robaron, saquearon y se enriquecieron, usando las figuras de Perón y Evita, blandiendo sus símbolos para captar la atención especialmente de los pobres y humildes del Pueblo, prometiéndoles soluciones a la triste situación social que -en muchos casos- fueron ellos mismos que las crearon.
A mas de uno se les terminó la ‘guitarreada’ peronista. Los que mas gritan en la Plaza de Mayo, en los paros o en los actos celebratorios de la grey peronista, son millonarios, viven en barrios privados o poseen costosísimas propiedades, aviones, yates, autos de alta gama y cuentas en el exterior.
De palabra hacen honor a la frase «…combatiendo al Capital…» de la ‘marchita…’, pero con sus acciones, se sirven de ese capital que dicen combatir.
Casi 74 años después de la revolución peronista de 1945, el Pueblo mismo decretó -evidentemente- la extinción del pseudo peronismo, abonado con los encuentros de ‘dirigentes’ que so excusa de buscar la ‘unidad’ peronista para la batalla electoral, terminan midiendo quien tiene la pluma mas larga para discutir cacicazgos de los cuales la gente no solo se aburrió, sino que se cansó.
MUSSI TRABAJA Y ESPERA…
Sabio como pocos, Juan José Mussi entendió hace rato el diagnóstico de lo que se vive actualmente, y decidió hacer una jugada estratégica desde 2017.
Muchos hasta se entristecieron de ver a Juan José Mussi ‘bajar’ a simple concejal, pero el Cacique de Plátanos «lee el diario aún debajo del agua…» dicen los que lo conocen, y se jugó la partida mas difícil para poder llegar a este año siendo protagonista casi excluyente a nivel provincial inclusive.
Jugarse una banca de concejal -para muchos ‘poco’…- le permitió al ‘Doc’ despegar de la alta cocina política de ‘Unidad Ciudadana’, ya que el poderoso referente peronista bonaerense, «se conformó» con un escaño de edil.
A su vez, siguió como integrante de la conducción peronista de Buenos Aires y preside el Pejota de Berazategui. E inesperadamente para algunos, de repente se descuelga con una fuerza municipal – «Elijo Berazategui»- que representa ir con la boleta corta.
Los que no saben mucho de estrategia política, casi hasta se resignaban a ver el ocaso de Mussi, pero los observadores mas agudos, entendieron perfectamente la sabiduría del viejo maestro.
Mussi aporta unos 165.000 votos en cada elección, los cuales son muy apetecibles para cualquier referente provincial y nacional -tanto del Pejota como de Cambiemos inclusive- de manera que el legendario pescador (al ‘Doc’ le encanta mojar la lombriz) solo tendrá que tener paciencia y mirar donde se agita el agua, para saber que vienen por sus votos.
Y ahí tendrá la oportunidad no solo de negociar su inserción en algún espacio político importante, sino que hasta podrá -seguramente- negociar una banca para el saliente intendente municipal, Juan Patricio.
Definitivamente, Juan José Mussi se juega el resto por Berazategui.
Avezado jugador de truco, sabe que no siempre puede ‘correr’ un ‘quiero retruco’ sin tener buenas cartas en la mano, porque el paso de los años les permitió a sus opositores saber -generalmente- si tiene resto para el ‘vale 4’.
Pero tener consigo unos 165.000 votos casi ‘perpétuos’ a la hora de las urnas, puede arruinarle la fiesta a cualquiera que grite «¡ Flor!» casi llegando a las 30 buenas, porque JotaJota puede echarle una «contraflor al resto» a quien sea. Inclusive a nivel provincial, ya que no pocos lo están midiendo en eso…

Anuncios

0 comments on “MUSSI SE JUEGA EL RESTO POR BERAZATEGUI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: